Competitividad urbana y municipal

El Índice de Competitividad Urbana 2012 compara a 77 ciudades a través de 60 indicadores agrupados en 10 subíndices. En los tres menús de abajo puedes conocer un diagnóstico amplio de una ciudad en particular, comparar entre las ciudades que tú elijas y por subíndice, así como crear tu propio índice al darle más peso a los aspectos que más te importen.

Residuos

Entre los diferentes servicios que debe prestar un gobierno local se encuentra el manejo de residuos urbanos, proceso que comprende su recolección, disposición y aprovechamiento. El manejo de residuos es un servicio de vital importancia para el desarrollo de cualquier ciudad, y un manejo incorrecto de dicho problema puede traer graves implicaciones. Cuando existen fallas en el proceso, necesariamente hay impactos ambientales y de salud. La acumulación de residuos emite gases de efecto invernadero (metano y dióxido de carbono), contamina el subsuelo y filtra contaminantes a los cuerpos subterráneos de agua, además de producir riesgos sanitarios, propiciar la formación de plagas y facilitar el contagio de enfermedades respiratorias. Todo ello afecta la calidad de vida de las ciudades.

En las ciudades mexicanas, el servicio de recolección envía en su mayoría los desechos a diversos rellenos sanitarios. Usualmente los esfuerzos de los gobiernos locales se concentran en incrementar la cobertura y mejorar parámetros de servicio como la frecuencia de recolección. Estos son pasos en la dirección correcta, pero existen otros aspectos del manejo de residuos que hasta ahora han sido ignorados en la mayoría de los municipios del país.

Es fundamental que los residuos dejen de verse como un inconveniente con el que se debe lidiar y comiencen a valorarse como un recurso del que se pueden obtener grandes beneficios para la ciudad y sus habitantes. El adecuado manejo de residuos puede ser una fuente importante de recursos para los gobiernos locales. Partiendo desde una reducción en la generación de desechos, una menor cantidad de residuos provocarán un menor costo de recolección, tratamiento y disposición final. Ya en la fase de aprovechamiento o recuperación, es posible capturar beneficios económicos mediante la generación de energía y la venta de residuos reutilizables.

Los países más avanzados han logrado una transición exitosa para reducir al máximo el porcentaje de residuos que terminan en los rellenos sanitarios (ver Gráfica 1). México debe transitar hacia allá.

Gráfica 2. Porcentajes de disposición, reciclaje e incineración en Europa.

Fuente: Department for Environment Food and Rural Affairs, Reino Unido. 2009.

Ante tal situación, IMCO propone: